Pan de Murcia

Pan de Murcia

El pan es un alimento básico en nuestra dieta; es el segundo producto más consumido en nuestro país y forma parte de nuestra cultura gastronómica.


Es uno de los alimentos que generalmente no falta en la mesa familiar, nos acompaña desde el desayuno a la cena pasando por la comida y la merienda. El pan puede tomarse con aceite o untado con mantequilla, sostiene a un pincho, pedimos pan “para empujar” cuando vamos de tapeo y no puede faltar para disfrutar de un buen cocido con pelotas; sin pan no hay bocadillo, tosta, sándwich o hamburguesa; acompaña a los embutidos, y a la típica tortilla de patatas; y es imprescindible a la hora de disfrutar de un buen huevo frito.

La Organización Mundial de la Salud recomienda un consumo diario de 180 gramos por persona. En los últimos años el consumo de pan ha disminuido en España, aunque en la actualidad se está normalizando gracias al auge de la dieta mediterránea.

Cada región tiene sus tipos de panes, los más característicos de Murcia son: Bollo murciano, Congrio, Crespillos (Lorca, Cartagena), Estrella, Pan de Carrasca, Pan de cuadros, Pan de Espiga, Pan de Jeja, Pan de Rigüelto, Pan Sobao, Rollo de panza, Torta, Talvina (Mula), Trenza. Mona, Pan de artesa, Torna o añiura.