Turismo en Murcia. Información general - Tu guía en Murcia
Información general del turismo en Murcia

Información general

Murcia es la capital de la "Comunidad Autónoma de la Región de Murcia", ubicada en el levante español. Su población ronda los 500.000 habitantes incluyendo el cinturón periférico de pedanías, lo que la convierte en la séptima ciudad más grande de la Península Ibérica.

La ciudad se sitúa al este de la región, lindando con la frontera con la provincia de Alicante, en la ribera del río Segura que divide la ciudad en dos mitades. El Segura desemboca en Guardamar del Segura tras cruzar la Vega Baja alicantina.

El clima de Murcia se caracteriza por sus elevadas temperaturas en verano (>40ºC) y sus suaves inviernos (>4ºC), con lluvias intensas concentradas sobre todo durante el mes de Septiembre. Es preferible acudir en primavera, cuando las temperaturas rondan los 25ºC, y se sitúan las principales fiestas de la ciudad: Semana Santa y las Fiestas de Primavera.

Incluida en el dominio de las Cordilleras Béticas, la Región de Murcia comprende un territorio bastante accidentado en el que alternan alineaciones montañas de dirección suroeste-noreste con valles, grandes depresiones y llanuras. De su superficie el 23% queda por debajo de los 200 m. de altitud; el 45% se distribuye entre los 200 y 600 m. y el 32% restante rebasa los 600 m. El punto más alto se localiza en el macizo de Revolcadores, con 2.027 m. Numerosas sierras situadas en el noroeste y centro regional rebasan los 1.000 m., como El Carche, Sierra Espuña, La Pila o Ricote, tapizadas por extensas masas forestales, compuestas fundamentalmente por bosques de pino carrasco.

En el noreste, en contacto con las llanuras manchegas, se extiende el altiplano de Jumilla-Yecla, una extensa y elevada planicie actualmente ocupada por viñedos. Hacia el sur la altitud de los relieves va disminuyendo, las condiciones climáticas se vuelven más áridas y las formaciones vegetales son de tipo arbustivo. Antes de alcanzar la costa el relieve dibuja la amplia depresión agrícola del Campo de Cartagena.



El litoral murciano, con más de 170 km. dibuja una costa acantilada y rocosa, interrumpida por pequeñas playas y calas, en las que se reúne una enorme variedad de ecosistemas: salinas, humedales, dunas y playas. Así, la mitad de las áreas que actualmente integran la red de Espacios Naturales Protegidos de la Región está ligada a esta franja litoral. Este es el hábitat de la sabina mora, un árbol propio del norte de África que no se encuentra en el resto de Europa.

Por su singularidad destacan los paisajes áridos representándose en los llamados "badlands", tierras abarrancadas originadas por la acción del agua sobre materiales blandos. Otro ambiente único es el Mar Menor, una laguna costera de agua salada de 180 km2, separada del Mediterráneo por la barra arenosa de La Manga. El carácter dual de este territorio tiene un protagonista: el río Segura, en torno al cual se articula gran parte de la geografía murciana. Desde su nacimiento en Pontones (Jaen) el Segura inunda los arrozales de Calasparra, forma el profundo cañón de Los Almadenes y riega las vegas del valle morisco de Ricote y la Huerta de Murcia. Sus acusados estiajes y fuertes crecidas ha llevado a construir 16 embalses de regulación para asegurar el abastecimiento urbano y agrícola, a la vez que sirven para el plan de defensa contra las avenidas.